jueves, 24 de julio de 2014

USED CARS.







Tarde ya en la noche correría el riesgo
a través de las demandas y los falsos pactos,
de la terrible levedad del hombre mustio
en la fase terminal del corredor.

Hay un letrero que agoniza y tinta inferno
y nubes volviendo a sus orígenes
como coches usados
que nadie necesita.

Una metáfora muerta es una triste realidad,
un agujero dentro de otro agujero
por dónde bailan tu sueño y mi barca

y hemos matado a un batallón de inocentes
que observaban la barbarie,
algo desencadenándose hasta el roto,
los ojos descosidos por la pena,
mi paz en tu remiendo,
la tristeza.

Se abría el libro de cuajo y sobre el epígrafe
sólo el vómito de nuestros cuerpos separados,
la lluvia a destajo rompiendo esquemas,
la veleidad y mis malas costumbres
hasta degenerarme.

Me trago las piedras y la sal de la tierra
y llora de pena el mundo extendiendo sus costuras,
orillas del mar que no navego,
desesperación cediendo frente al arte:
el fino trazo de ese cuadro amamanta el odio.

La línea que separa el amor
del vertedero de nostalgias que ahora habito.

Yermo, me tapo la cara y con ello la esperanza,
cobijo toda la violencia del instante
y asumo la nítida fisura del pasado.

Jamás pensé que el vacío entre nosotros
iba a ser el mejor idioma, la única manera
de no equivocarse.

Se han ido las migajas de Julio con su perdón
y tus velas, bajo el amparo del desgaste
sonríen los amantes nuevos.

Pero yo, siempre respondo lo mismo,

mientras ellos joden
yo abro otra novela.


http://www.youtube.com/watch?v=vvitGvSA1EI


No hay comentarios:

Publicar un comentario